Lilypie First Birthday tickers

Lilypie First Birthday tickers

domingo, 6 de febrero de 2011

Tarde enredada

Ayer fue sábado de cine.

Unos amigos de mis padres tenían un almuerzo de trabajo y nos dejaron a su hijo de 6 años para que lo cuidáramos durante la tarde. Decidimos entonces llevarlo al cine aprovechando que habían estrenado la nueva película de Disney, "Enredados".


La película me encantó y la recomiendo al 100%. Es muy divertida y el personaje de Rapuntzel es encantador. Fuimos a la sesión de las 17h y aquello estaba lleno de niños. Es extraño, porque hace unos cuantos años me hubiese desquiciado con tanto chiquillo suelto gritando y entorpeciendo el paso, pero la verdad es que me lo pasé genial. Igual es el hecho de que sabía que iba por el niño y no por ver la peli. La única pega que le ví es que igual era un poco larga para ser una película para niños (entramos a las 17'00 y salimos a las 18'40) y el pobre muchachito estaba deseando que se acabara ("¿La van a matar ya?" me soltó con tono cansado cuando aún quedaba media hora para que acabara)



Después le llevamos a una zona de actividades tipo aventura que había en el mismo centro comercial y le dejamos una horita jugando dentro con un montón de niños de su edad. La verdad es que estaba muy bien porque tenían pista de patinaje, piscina de bolas, rápel, tirolina... Los adultos no tienen la entrada permitida, sólo los monitores, y a los niños los dejan con una pulsera con el nombre del niño y con el nº del DNI y el móvil de la persona responsable en caso de que ocurra algo. 

Para "recuperar" a tu niño, tienes que enseñar el comprobante que te dan al entrar el niño y mostrar que tu DNI coincide con el nº que tiene en la pulsera. Estas medidas de seguridad las ví muy bien porque, en un momento dado, si tienes que hacer la compra en el supermercado del centro y no quieres que el/los niño/s se aburran, los puedes dejar ahí divirtiéndose mientras tu haces tus cosas sin preocuparte. A nosotros por una hora nos cobraron 4,80€, lo que está súper bien. El niño salió empapado en sudor (signo de que no paró quieto) y se lo pasó genial, a pesar de que entró solito y sin conocer a nadie dentro.

Una vez llegamos a casa, se tomó una mini merienda (un colacao) y al ratito llegaron los padres y se lo llevaron a casa. La verdad es que me gusta quedarme de vez en cuando con niños porque me gusta ver como se desenvuelve Alfonso con ellos, aunque más de una vez pierde un poco la paciencia porque se olvida que su razonamiento es diferente al de un adulto y piensa que siendo autoritario puede conseguir más cosas, mientras que yo tiro más por el diálogo y por dejar un poco de cuerda libre.

Y esa fue nuestra tarde de sábado. Una un poco diferente a lo normal.

No quiero terminar sin dar las gracias a todas las personas que me dieron ánimos en el post anterior y sin decir que siento haber preocupado a más de una. En especial le quiero mandar un beso muy grande a Belén, de Mamá sin Complejos. Ella sabe por qué ;-)

Muchas gracias a todas!!!





2 comentarios:

  1. Me alegra que lo pasarais bien! y que ya estés un poco más animada.
    Mil besos

    ResponderEliminar