Lilypie First Birthday tickers

Lilypie First Birthday tickers

miércoles, 20 de julio de 2011

La Barriga Manipuladora

Antes de quedarme embarazada (mucho, mucho antes), recuerdo que veía a otras futuras mamás que se pasaban el rato tocándose la tripita y pensaba: "Que manía de estar todo el día tocándose. Como si no fuera evidente ya que están embarazadas".  ¡¡¡Meeeeeeeeecccc!!!  ¡¡ERROR!! Y es que la tripas de embarazadas tienen una especie de imán invisible que hace que la tengas que estar tocando todo el santo día. Lo siento, no se puede evitar ¡es adictivo!

Ahora es que parezco una obsesa con mi barriga, estoy todo el día tocándomela, acariciándomela, palpándomela... ¡no puedo parar! Y más ahora que empiezo a notar a Dani no sólo cuando estoy tumbada, sino también cuando estoy sentada o de pie. El otro día estaba en la piscina tomando el sol después de unos largos. Estaba tumbada boca arriba escuchando música tranquilita (para más info, el último cd de Nena Daconte, "Una Mosca en el Cristal"), súper relajada, con los ojos cerrados y, cuando me di cuenta, me estaba sobeteando la barriga de un modo que rozaba lo erótico festivo. La rodeaba con las manos, la recorría de arriba a abajo... Yo no sé qué pensaría el socorrista al verme (y menos mal que no había nadie más en la pisci jajajaja)

Y es que, como decía antes, las barrigas tienen un embrujo sobre el resto de los mortales. He tenido a gente al lado a la que se le notaba que se morían de ganas de acariciarme la tripa, estirando la mano hacia ella y cerrando el puño de golpe, conteniéndose. ("Veeenga, tócala, que sé que tienes ganas").   Incluso, he aprendido a dominar a los demás con la barriga. Sí, sí, en serio. Los someto a voluntad.

Con quien más práctica tengo es con Alfonso (jijiji, pobrecito mío). Vale, tengo una manía que es que, cuando abro un armario, el 75% de las veces se me olvida volver a cerrarlo (son armarios de puertas correderas). Pues eso a Alfonso lo desquicia sobremanera. Se le hincha la vena del cuello y el dedo índice se le estira y se le agarrota mientras me apunta con él, acompañado de la típica charleta: "Eres una cochinita, que siempre deja los armarios abiertos. ¿Pero qué te cuesta cerrarlo nada más acabar de coger lo que buscas? Blá, blá, blá...". 

Antes le replicaba, que es que iba con prisas, que no me había dado cuenta... Ahora no digo nada. Sólo sonrío (con una sonrisa de Ser superior), me remango la camiseta y saco la barriguita y ¡oye, mano de santo! Es como si le dieras al botón de OFF. ¡O mejor! Es como si cogieras un mando a distancia invisible y cambiaras de una peli de acción a otra de comedia romántica: el discursito se para en seco, le aparece una sonrisita de bobo en la cara, se arrodilla y comienza a acariciar la tripita mientras dice: "Daaani, soy papáaaaa". Y, por supuesto, la bronca se evapora en el espacio infinito jijiji

Me siento como el Flautista de Hamelín, pero con tripa. Y aún me quedan 3 meses por delante para desarrollar estos poderes. Daniela, hija mía, tú y yo dominaremos el mundo. Muahahahahaha!!!!





13 comentarios:

  1. Si me la toco yo constantemente y no hay nada dentro, cómo no te la vas a tocar tú! Yo creo que es todo psicológico, como una demostración de las ganas que tenemos de tener el bebé en brazos para llenarlo de caricias. Me encanta el cabreo de Alfonso con los armarios, jijiji. En mi casa es al revés, soy yo la que me desquicio con el desorden de papá mimoso. Así que entiendo a tu marido.

    ResponderEliminar
  2. Es totalmente incomprensible el tocamiento constante de barriga de otras embarazadas hasta que te sucede y descubres que no pararías nunca!
    Ahora, que la manipulación al papá no termina de parecerme bien.

    ResponderEliminar
  3. Hoy, me acaban de comunicar que tengo la mañana libre, no voy a dar clases...un lujazo ..
    y aprovecho este maravilloso tiempo, para entrar en blogs que hace tiempo que ojeo, pero que no entro nunca.
    hoy si, me he metido y leo y leo...
    Me encanta lo que pones. Dedicaré mi día a ponerme al día de tantas cosas que me pierdo como tu blog.
    Espero que sigamos en contacto

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. JAjajajaa...me ha hecho mucha gracia pq yo también me dejo los armarios abiertos y mi marido sieeeeempre me echa unas broncas impresionantes!!!!
    Lo de tocarse la barriga... yo hasta que no ha sido prominente no me la tocaba mucho, pero ultimamente veo que estoy acariciandome todo el rato la tripa. Eso si, que me toquen ciertos desconocidos me da una rabia (leches, yo no voy y te toco una teta en cuanto te veo ¿no?...).

    ResponderEliminar
  5. jajajajajjaa...me encantaaaa!!!....Alfonso agachado en tu tripa diciendo Daniii, soy papá!!!!.....la verdad que estando embarazada se puede con todooooo!!!

    Prepárate para volverte casi invisible a ojos de los demás cuando Dani esté aquí!!!!....Menos para ella, que siempre serás su mamá!!!

    ResponderEliminar
  6. Jaja, qué manipuladora!! Pobre Alfonso!! Me ha dado lastimilla, porque en mi caso es mi chico el que se deja las puertas abiertas y uufff, lo mataría!
    Lo de la tripa es algo que también me preguntaba yo, pero veo que es normal, así que voy a empezar a tocármela a ver si así atraigo algo.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mí la dicción se me quedó pegada al vientre porque hace casi 8 meses que tengo a mi príncipe y todavía me pillo a mí misma toqueteándome la barrigola... ¿será que tengo ganitas otra vez de embarazo?

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja! Qué marido más majo!! El mío pasaba bastante de mi tripa, qué le vamos a hacer!!!

    ResponderEliminar
  9. Jajaja.. es verdad.. que iman tenemos cuando estamos embarazadas con la tripa, y cuando no lo has estado, y ves las embarazadas.. piensas.. porque se tocara la tripa todo el rato??
    Lo de la usar la tripa para evitar la bronca con el papa.... jajaja.. me ha parecido lo mas¡

    ResponderEliminar
  10. Otra que no entendía lo de la tripa hasta que se preñó... En mi primer embarazo me molestaba que me la sobasen, pero ahora hasta me gusta. Más de una clienta me la ha palpado sin pedir permiso, jajaja...

    Por cierto, la foto del doctor Maligno ha hecho que te ganes mi corazón de perra ;)

    Besos malignos,
    Lady Vaga.

    ResponderEliminar
  11. @Mamá Mimosa, Debe de ser eso, pero es un no parar con el sobeteo jejeje Lo de Alfonso y los armarios es para verlo jajajja Hay veces que se recorre la casa diciendo "A que me encuentro un armario abierto. ¿qué no apostamos?". Pero yo soy una persona que no le gusta el juego... ejem...

    @Mamá de Parrulín, mujer, lo de la manipulación no lo es tanto. Es más una maniobra de distracción. Alfonso es plenamente consciente de que lo hago para evitar el rapapolvo. He exagerado la escena un poco para hacerlo todo un poco más cómico: ni él es un ogro ni yo una vil manipuladora. De hecho, Alfonso ha visto la entrada y se ha reído al leerla (y después me ha llamado malvada, claro). Pero nunca hago nada ni para sacar provecho ni para hacer mal a nadie ;-P

    @CUATRO ESPECIAS, Bienvenida!! Disfruta mucho de tu mañana libre. Un saludo!!

    @Juliete, es que lo de los armarios es inevitable!!! Vas a buscar algo corriendo, te lo pones y te vas. ¡y esas malditas puertas se empeñan en quedarse abiertas! Jajaja Y lo de las manos largas ajenas, a mí el otro día el padre de unos amigos me plantó la oreja en toda la barriga y sin avisar!!! Me quedé a cuadros o_O

    @Jeza Bel, Síiii jajajajaaj Aunque Alfonso después de decir “Dani, soy papá” le suele soltar “Tú eres una santa, pero tu madre…” jajajaja

    @Trax, sé más comprensiva con tu chico, mujer. Seguro que no lo hace queriendo, son las puertas (te lo digo yo)

    @Babieca, Pues igual sí!!. Con 8 mesecitos son como muñequitos…

    @Mamá C/c, pues no sé qué decirte, porque hay veces que le hace más caso a la tripa que a mí. Por las noches le cuenta cómo le ha ido el día, ¡y así es como me he enterado de cosas de su trabajo! Jajaja En fín…

    @Annie74, es que desde fuera parece súper raro estar todo el día dale que te pego. Y lo de la bronca, ya que tengo o he tenido dolor de espalda, acidez, nauseas, granos, pies hinchados, pinchazos en el vientre, etc, etc… de algo más me podría servir el embarazo, no? Jejeje

    @Lady Vaga, Es que hay mucha mano larga suelta jajaja Estaba buscando una foto del doctor Maligno con Mini Yo, pero no encontraba ninguna con buena calidad jajaja Adoro a Austin Powers (en V.O. of course) Yeah, baby, yeah!!!

    ResponderEliminar
  12. Yo llevaba muy mal a los que me tocaban la barriga sin pedírmelo.
    Ya verás cuando estés de 8 meses y te tengas que tocar la barriga porque pese una tonelada...
    Pero es la mejor barriga del mundo!!!

    ResponderEliminar
  13. Uy! Yo me dejo los cajones abiertos y al pobre de mi novio le entran los 7 males! jajaja

    He llegado a este blog desde bebésymás y me está encantando, precioso :)
    Encima somos convecinas!

    ResponderEliminar